Buscar
close

Bienvenido a Atos Medical

Please, start by selecting your country.

España
Europe
Belgique (Français)
België (Nederlands)
Danmark
Deutschland
España
France
Italia
Nederland
Norge
Polska
Portugal
Schweiz (Deutsch)
Suisse (Français)
Suomi
Sverige
UK (English)
Asia
中文(大中華)
日本語 (Japan)
Americas
Brazil
Canada (English)
Canada (French)
USA (English)
Oceania
Australia (English)
New Zealand (English)
Other
International
Confirme su elección
  • Su país:España

¡Que el frío no te detenga!

que no te detenga el frio

¿Cómo influye en nuestra respiración a través de un traqueostoma?

Respirar a través de un estoma respiratorio (obertura en la parte frontal del cuello), como ocurre en personas laringectomizadas totales o traqueotomizadas, implica variaciones en la fisiología respiratoria que conviene considerar. Antes de la operación inspiramos a través de la nariz y/o de la boca y el aire es conducido a través de las estructuras anatómicas que configuran la vía aérea superior e inferior, hacia los pulmones. La nariz tiene un papel fundamental en este proceso de acondicionamiento del aire que respiramos. Su función es generar la resistencia justa al paso del aire en inspiración, filtrar, humidificar y regular la temperatura.

En presencia de un traqueoestoma, la inspiración se produce a través del cuello y por lo tanto, las principales funciones de la nariz se pierden.

Como resultado, el aire entrará en nuestro organismo más seco y relativamente más frío, alterando la fisiología respiratoria normal.

La mucosa respiratoria está recubierta por un tipo de células ciliadas, muy sensibles a los cambios de temperatura. Cuando el aire ingresa en el sistema respiratorio a menor temperatura de la normal, estas cilias baten con menor frecuencia, afectando al transporte de las secreciones hacia la vía aérea superior para ser expulsadas.

Además, puesto que el aire es más seco por la falta de humidificación, las secreciones se tornan más densas y difíciles de expectorar.

Todo ello conlleva una serie de secuelas respiratorias que pueden llegar a condicionar mucho la calidad de vida de las personas laringectomizadas o traqueotomizadas. Estas secuelas podrían ser: tos, exceso de secreciones, sequedad e irritación traqueal, necesidad de expectorar con frecuencia, dependencia del estoma, alteración de la autoimagen, menor calidad del descanso, higiene, etc.

Afortunadamente, la ciencia y la tecnología han desarrollado dispositivos para mejorar todas estas secuelas asociadas a un estoma respiratorio. Son las popularmente conocidas como “narices artificiales”, que como su normbre indica, emulan las funciones de adecuación del aire inspirado que hacía la nariz antes de la intervención quirúrgica.

Para más información sobre estos tratamientos de humidificación pasiva, debe consultar con su médico de referencia.

 

Consejos y trucos para el frío

Cuide sus pulmones: Durante el invierno el aire se enfría y se seca en el exterior, pero también en el interior de las estancias. Hable con su médico para que le informe sobre las mejores alternativas para mejorar sus secuelas respiratorias.

Cuide su piel: El aire frío seca la piel. Es importante que no use toallitas con alcohol, ya que la secarán todavía más. Atos Medical dispone de toallitas para mejorar la adherencia de los adhesivos (Provox® Skin Barrier) y también de toallitas que ayudan a quitar los restos de pegamento del adhesivo (Provox Adhesive Remover).

Conseguir un buen sellado: Es importante que recuerde calentar el adhesivo entre sus manos y masajear sobre la piel cuando se haya aplicado.

Atos Medical recomienda:

Provox® Skin Barrier

Provox Adhesives Remover