Buscar
close

Bienvenido a Atos Medical

Please, start by selecting your country.

España
Europe
Belgique (Français)
België (Nederlands)
Danmark
Deutschland
España
France
Italia
Nederland
Norge
Polska
Portugal
Schweiz (Deutsch)
Suisse (Français)
Suomi
Sverige
UK (English)
Asia
中文(大中華)
日本語 (Japan)
Americas
Brazil
Canada (English)
Canada (French)
USA (English)
Oceania
Australia (English)
New Zealand (English)
Other
International
Confirme su elección
  • Su país:España

Ducharse sin molestias

ducharse sin molestias

Cuando el calor aprieta, para la mayoría de las personas una ducha fresquita puede ayudar a mejorar su bienestar. Pero para las personas laringectomizadas, incluso refrescarse en la ducha puede suponer un problema, ya que en el estoma (el orificio del cuello) puede entrar agua con facilidad si no tenemos mucho cuidado. Debemos procurar que el agua resbale por los laterales del cuello, con el teléfono de la ducha siempre por encima de la cabeza y mirando hacia abajo.

Por ello, una opción, que convierte la ducha en un momento mucho más agradable, es sustituir durante la misma nuestro intercambiador de calor y humedad (HME) por un tapón que nos proteja del agua.

Actividad física y agua

Hay que recordar que al completar el tratamiento es importante realizar alguna actividad física moderada o regular, como caminar o hacer pequeñas excursiones. Esto nos proporcionará una mejor sensación de bienestar. Si se tiene mucha afición por los deportes acuáticos es preferible eliminar o abandonar la práctica ya que suponen un importante riesgo de entrada masiva de agua en las vías respiratorias.

El agua que entra por el estoma va directamente a los bronquios y a los pulmones y hay que expulsarla. Por ello, las personas laringectomizadas tienen que tomar precauciones, especialmente en la piscina y en la playa. Lo primero que hay que aprender es a obturar correctamente el estoma, ya sea con los dedos o con un respirador adecuado.

 

Atos Medical recomienda:

Provox ShowerAid