• Contacto
  • Buscar
  • Buscar
  • Contacto
Buscar
Other areas_International_User
Timpanostomía

Las infecciones de oído son muy frecuentes, especialmente en los niños. La mayor parte de las infecciones de oído se resuelven por sí solas o se tratan satisfactoriamente con antibióticos. No obstante, en ocasiones, las infecciones de oído o la presencia de líquido en el oído medio pueden hacerse crónicos.

Esto puede provocar deficiencia auditiva, problemas de comportamiento o retraso en el desarrollo del habla y el lenguaje. En estos casos, es posible que el otorrinolaringólogo recomiende la inserción de un tubo de ventilación, también llamados tubos de drenaje o tubos de timpanostomía.

Los tubos de ventilación, de drenaje o de timpanostomía son tubos minúsculos que se colocan en el tímpano para conectar la cavidad del oído medio con el canal auditivo externo. Esto permite la entrada de aire en el oído medio para ventilación o drenaje de los líquidos del oído medio al canal auditivo externo.

Las indicaciones más habituales para la inserción de un tubo de ventilación incluyen infección recurrente en el oído medio (otitis aguda media) o presencia persistente de líquido en el oído medio (OME=otitis media con efusión). Entre las indicaciones menos frecuentes figuran disfunción de la trompa de Eustaquio, anomalías en el tímpano o complicaciones de una infección en el oído medio, como por ejemplo una mastoiditis.

 

¿Desea más información sobre los tubos de ventilación TympoVent?