• Contacto
  • Buscar
  • Buscar
  • Contacto
Buscar
Vivir con una laringectomía

Cuando usted regresa a casa después del hospital, el cuidado de su estoma puede ser desalentador. Pero el hecho es que, sólo es cuestión de tiempo. Pronto, la vida volverá a ser agradable. Escuche las voces y las historias de Roy, Tore y Walter.

La voz de Roy

Escuche la historia de Roy y cómo Provox FreeHands FlexiVoice le dio libertad para poder cocinar o conducir pudiendo hablar al mismo tiempo que hacía estas cosas.

La voz de Tore

Tore nos cuenta cómo las prótesis de voz Provox y Provox FreeHands le ayudaron a llevar una vida activa.

Todo empezó con un pequeño bulto en el cuello, que Tore y sus médicos pensaron que era inofensivo; no obstante, tras realizarle más pruebas se hizo evidente que era necesario efectuar una laringectomía total. Una semana más tarde, se llevó a cabo la intervención.

Poco después de volver a casa, Tore aprendió a hablar de nuevo y pudo volver al trabajo que adoraba. Continuó trabajando otros 16 años hasta que se jubiló.

Una de las cosas que Tore puso en práctica desde el primer día fue mostrar total franqueza ante el hecho de que se había sometido a una laringectomía total. En su opinión, de este modo resulta mucho más fácil conocer gente nueva y volver a llevar una vida activa.

Cuando Tore reflexiona sobre la experiencia de haber vivido con una laringectomía durante más de 20 años, llega a la conclusión que no hay mucha diferencia entre antes y después de la intervención. Tuvo que dejar de navegar a causa del estoma, pero aparte de esto pudo continuar haciendo lo que le gustaba, como jugar al golf, pasar tiempo con sus amigos y su familia, y viajar. Pasan incluso días sin que piense en que se le ha practicado una laringectomía.

La voz de Walter

Conozca a Walter y descubra de qué modo Provox XtraHME le ayudó a llevar una vida activa tras someterse a una laringectomía total.

¿Desea obtener más información sobre los productos que Tore, Roy y Walter utilizan?