• Contacto
  • Buscar
  • Buscar
  • Contacto
Buscar
Movilidad mandibular

Si experimenta problemas en su vida cotidiana debido a que no puede abrir la boca suficientemente, o si padece dolores en la mandíbula, es posible que tenga trismo. Puede aparecer a cualquier edad y evolucionar con lentitud.

Son varias las afecciones que puede provocar la aparición de un trismo. Se observa con frecuencia tras el tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello, traumatismo, tratamiento odontológico o una infección.  El trismo puede dificultarle el comer, hablar, bostezar, reír o cepillarse los dientes.

La ausencia de movimiento articular puede producir inflamación y hacer que la articulación se anquilose y deje gradualmente de funcionar. Una detección temprana y la rehabilitación pueden contribuir a contrarrestar esta afección.

Los estiramientos combinados con el movimiento pasivo constituyen una forma eficaz de mejorar la movilidad mandibular. El movimiento pasivo mejora la articulación sin activar músculos causantes de dolor. La articulación también puede mantenerse totalmente relajada mientras una fuerza externa desplaza la mandíbula por toda su rango natural de movimiento. Los ejercicios realizados con el TheraBite® Jaw Motion Rehabilitation System™ (sistema de rehabilitación de movimiento mandibular) proporcionan tanto estiramientos como movimiento pasivo. Los resultados de la rehabilitación prevén un aumento de la apertura de la mandíbula de 1–1,5 mm por semana.

¿Desea más información sobre TheraBite?